AFIP detectó irregularidades en el 90% de los frigorificos.

AFIP detectó irregularidades en el 90% de los frigorificos.

La AFIP llevó adelante un operativo de fiscalización en los 150 frigoríficos más grandes del país y en el 90% detectó maniobras de subfacturación y/o no declaración de operaciones, según indicó en un comunicado la agencia impositiva, que explicó que los establecimientos investigados por la DGI representan el 72% de la faena total.

“Como parte de los operativos en marcha se detectaron matarifes (usuarios de servicio de faena) que recurrieron al uso de facturas apócrifas, sociedades sin sustancia y prestanombres, para comercializar más de 500.000 cabezas de ganado entre 2018 y 2020”, señaló el texto, que indicó que el monto de las multas se decidirá al terminar el procedimiento.

El anuncio se dio a conocer después de que el Gobierno decidiera el 17 de mayo suspender por 30 días las exportaciones de carne vacuna, una medida orientada a contener la presión sobre los precios que se viene registrando en los últimos meses.

“La industria frigorífica es un sector muy beneficiado por las condiciones internacionales. El Gobierno dispuso un conjunto de medidas para amortiguar el impacto sobre los precios de los principales cortes y garantizar el abastecimiento del mercado interno”, aseguró el comunicado oficial.

La operación de fiscalización involucró en total a 154 frigoríficos, que representan al 40% del país, y que registraron una facturación superior a los $250 millones anuales. Según explicaron las autoridades, las plantas relevadas se encuentran en distintos lugares del país, aunque la mayoría corresponde al AMBA, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

“Los procedimientos iniciados a finales de abril forman parte de las medidas desplegadas por el Gobierno nacional para detectar y desarticular prácticas irregulares que afectan al mercado interno como la subfacturación de operaciones y la utilización de matarifes insolventes”, apuntó la agencia impositiva.

“Los ‘usuarios de servicios de faena’, que carecen de una condición económica que permita explicar el movimiento de animales realizado, ‘contratan’ los servicios de frigoríficos. Una de las hipótesis de trabajo explorada por los inspectores de la DGI es que los matarifes sin capacidad económica que recurren al uso de facturas apócrifas constituyen una pantalla para algunos frigoríficos que les permite evadir impuestos y generar créditos fiscales ficticios”, añadió.

De acuerdo con la AFIP, las principales maniobras de evasión son subfacturación de compras, compras no declaradas, utilización de facturas apócrifas, subfacturación de ventas y empleo no registrado.

El conflicto por el precio de la carne

El Gobierno abrió el diálogo con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) para buscar una solución a la suba de precios internos de la carne vacuna, en el marco de la discusión desatada tras la decisión de suspender por 30 días las exportaciones, mientras que las entidades que conforman la Mesa de Enlace pidieron una audiencia al presidente Alberto Fernández luego de llevar adelante un cese de comercialización durante 14 días.

A esto se suma que la industria frigorífica exportadora nucleada en el Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC) continúa negociando con la Casa Rosada, adonde elevó una propuesta inicial en la búsqueda de destrabar el conflicto.

La semana pasada, el CAA decidió meterse de lleno en la discusión por el cierre temporal de exportaciones de carne vacuna.

La decisión del Gobierno nacional de suspender las exportaciones se produjo luego de los fuertes aumentos registrados en el precio interno de la carne -que en el último año subió 65% promedio, sensiblemente por encima de la inflación- y por irregularidades detectadas en operaciones de venta al exterior.

El martes pasado la entidad que agrupa a más de 60 organizaciones, asociaciones y cámaras del sector brindó una conferencia de prensa en la que criticó, entre otras cuestiones, la decisión oficial de restringir los despachos al exterior. Allí también pidieron una audiencia con Alberto Fernández, que se concretó un día después, el miércoles, en la que se decidió armar una mesa de diálogo para destrabar la situación.

Según un relevamiento de comercios barriales hecho por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política (Isepci) en lo que va del año el rubro de las carnes continúa liderando los incrementos de precios. “Aún cuando hace pocos días la Secretaría de Comercio prorrogó los precios máximos para los cortes populares establecidos desde enero, estos siguen ausentes en los negocios de cercanía de los barrios populares”, señaló Isaac Rudnik, titular de ese centro de estudios. 

De acuerdo con el relevamiento de CEPA, basado en datos de la Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), la variación de los precios nominales de la carne entre abril de 2020 y abril de 2021 fue 66,1%, lo que indica que se movió muy por encima de la variación de precios del período. A la cabeza de los aumentos sobresalen cortes de alto consumo popular como el asado (81,5%), matambre (76,6%) y vacío (74,9%).

CB con información de Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *