Vacunación covid: Hoy les tocó a “jovenes” con comorbilidades y explotó la polémica.

Vacunación covid: Hoy les tocó a “jovenes” con comorbilidades y explotó la polémica.

En el marco del Plan Estratégico de Vacunación impulsado por el Ministerio de Salud de la Nación mediante la resolución 2883/2020, aquellas personas que formen parte de la población de 18 a 59 años con comorbilidades y se inscriban en el Registro Provincial de Vacunación deberán llevar un documento que respalde la situación declarada . Ante esto, en caso de no presentarlo, podrán completar una declaración jurada antes de ser inoculados.

Vale recordar que de acuerdo al artículo 293 del Código Penal, aquellas personas que presenten una declaración que no sea real o esté falseada pueden tener consecuencias penales.

En el registro público figuran cerca de 300.000 personas consideradas de esta manera. Sin embargo, los inscriptos superan el 1.200.000, lo que se traduce en cuatro veces más que lo que tenían previsto.

La lista actualizada de factores de riesgo:

– Diabetes tipo 1 o 2 (insulinodependiente y no insulinodependiente)

– Cirrosis

– Personas que viven con VIH

– Pacientes en lista de espera para trasplante de órganos sólidos y trasplantados de órganos sólidos.

– Personas con discapacidad residentes de hogares, residencias y pequeños hogares

– Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o enfermedad “ACTIVA” (menos de 1 año desde el diagnóstico; tratamiento actual o haber recibido tratamiento inmunosupresor en los últimos 12 meses; enfermedad en recaída o no controlada).

– En pacientes que requieran o realicen tratamiento quimioterápico, se recomienda recibir el esquema completo de vacunación (2 dosis) al menos 14 días previos al inicio del tratamiento. De no ser posible, se sugiere demorar la vacunación hasta el momento en el cual exista una recuperación medular estable o se encuentren en fase de consolidación (según corresponda).

– Personas cursando una tuberculosis activa (caso nuevo o recaída, diagnosticados en los últimos 12 meses)

– Personas con discapacidad Intelectual y del desarrollo que inhabilite las capacidades individuales de ejecutar, comprender o sostener en el tiempo las medidas de cuidado personal para evitar el contagio o transmisión del Covid; y/o se encuentren institucionalizados, en hogares o residencias de larga permanencia; y/o requieran asistencia profesional domiciliaria o internación domiciliaria.

– Síndrome de Down, priorizando inicialmente a aquellos mayores de 40 años, en quienes se ha evidenciado un aumento sustancial de la mortalidad por Covid respecto de otros grupos etarios.

Entre las comorbilidades que hoy figuran como prioritarias, la funcionaria detalló que se trata de Diabetes tipo I y II, Obesos grado 2, enfermedades renales crónicas, y enfermedades cardiovasculares.

Cómo certificar la comorbilidad

Quienes se inscriban en el registro provincial con alguna de estas comorbilidades, al momento del turno deberán presentar un certificado que avale su patología, en el caso de que no sean evidenciables.

El certificado en cuestión consiste en un escrito de su médico de cabecera afirmando que la persona en cuestión padece esa comorbilidad. En el caso de las personas que son atendidas en los efectores de salud públicos y no cuenten con el certificado o no consigan turno con el profesional antes de recibir el turno, en el vacunatorio podrán verificar la patología mediante el sistema Sicap.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *