Andrés Percivale , un verdadero maestro.

Andrés Percivale , un verdadero maestro.

Lo conocí en Noviembre de 1991, en Trelew (Chubut), en un Congreso de Yoga, en el cual Él disertó. Siempre recordaré cuando entró en la sala de oratoria: con una sonrisa tan amplia, y una presencia tan fuerte. Como dicen los adolescentes hoy; flashé!. Supe en ese momento que seria mi Maestro.

Muchos años después, lo llamé para pasarme a su Escuela. Pregunté los requisitos, y me dijo, lo mismo que hoy le digo a los aspirantes a Profesores; el requisito es tener ganas de aprender, de compartir jornadas de camaradería, con amor y paz.

Y así fue. Viajé de la Patagonia a Buenos Aires, y me presenté en su Estudio de Caballitos, con una carpeta con mi curriculum. Ese día viví una experiencia que me dejó muy claro, su manera de enseñar.

Entré a la Sala de Yoga, donde había muchísimos Profesores de distintos lugares del país. Empezó la clase, y yo en mi colchoneta, con mi carpetita y mi C.V., esperando la oportunidad de entregársela. De pronto, me llamó al frente a dar el Saludo al Sol. Así como si nada. Y me pidió continuar la clase. Una clase que se me hizo eterna! Y Él siempre sonriendo, lo que por supuesto, me contenía.

Al finalizar, fuimos saliendo, y yo busqué el momento en el que, por fin, le dije que quería entregarle mi curriculum. Se rió, como siempre, con esa sonrisa amplia y cálida; y me dijo, “Sos una gran Profesora, no necesito nada más, porque los pingos se ven en la cancha”. Así era Andrés, así de simple, así de claro, así de Maestro.

Andrés Percivale.

Y mi vida Yóguica, transcurrió de su mano, desde ese momento. Fue mi guía, mi Maestro, mi Amigo, mi familia; como un padre. Por supuesto, nadie nunca ocupará el lugar de mi amado padre, pero como un padre me cuidaba, y amaba a toda mi familia.

Largas charlas al terminar las clases, o en un café, o en la playa. Cualquier lugar era bueno, para hablar de Yoga, de numerología, del ICHIN, de sus experiencias periodísticas.

Y un 26 de Mayo de 2017, eligió su Maha Samadhi, y partió, dejándome un legado. Dejándonos el Legado de su Escuela, de su Estilo, de todas sus investigaciones. Quiero creer, y siento que aún me guía, me acompaña, desde un lugar infinito. Un Maestro con mayúsculas, como me decía Él. Mi Maestro, el que me enseñó que el Buen Maestro, es aquel que te ayuda a encontrar el Verdadero Maestro que está en tu interior.

Andrés Percivale, Docente de profesión, estudió arquitectura, acupuntura, numerología, libros sagrados, Periodista, investigador, escritor, Profesor de Yoga. Pero por sobre todas las cosas, MI MAESTRO.

Maestra Gabriela C. Zárate

Escuela de Yoga Contemporáneo y Ayurveda

Método Maestro Andrés Percivale

280 4553131

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *