Perotti autorizó a la EPE a subir un 31% las tarifas de electricidad para consumos residenciales.

Perotti autorizó a la EPE a subir un 31% las tarifas de electricidad para consumos residenciales.

El Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, a través de la Resolución 306/2021, autorizó la actualización (aumento) de las tarifas que había solicitado la prestadora estatal del servicio eléctrico EPE, con topes porcentuales y en forma escalonada. Se trata de una recomposición de los costos de distribución, aclaró la compañía en su reclamo. Faltan las subas que disponga Nación para el costo de la energía que la empresa de Santa Fe compra en el sistema mayorista.

El texto de la resolución señala que, pese a la autorización de los aumentos, la medida busca “disminuir el impacto en el bolsillo de los santafesinos y atender la realidad socioeconómica actual”. Los incrementos se aplicarán desde mayo en tres tramos.

El visto bueno sucede a la audiencia pública del pasado 23 de abril, en la que se convocó a opinar sobre la propuesta de la EPE.

El Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, finalmente y mediante la Resolución 306/2021, aceptó el planteo de la EPE aunque puso límites y escalonamiento para la “actualización” del Valor Agregado de Distribución de la energía, quees el propio de la empresa santafesina y no incluye eventuales modificaciones en el precio de la energía que compra.

Mayo, junio y noviembre

Se instruye a la Epe para que los aumentos que se produzcan sobre los consumos para las tarifas de pequeñas demandas de usuarios residenciales, comerciales, industriales e institucionales no superen el 31% en ninguno de sus segmentos de consumo respecto de las tarifas vigentes al 30 de abril.

Para dicho sector, el primer incremento será de un 14% para los consumos registrados a partir de mayo, un segundo tramo del 8%, se aplicará a partir de julio y el tercer tramo del 9%, se instrumentará a partir de noviembre.

Por otra parte, se aplicará el tope máximo del 14% de aumento sobre las tarifas sociales y para jubilados el propuesto por la EPE: primer incremento de un 6% para los consumos de mayo, segundo de 4% a partir de julio y tercero, también de 4%, a partir de noviembre.

Con respecto al incremento sobre las tarifas de grandes demandas, el primer aumento será de un 11% para los consumos registrados a partir de mayo, el segundo, de un 7% a partir de julio y el tercero, de otro 7% desde noviembre.

Reducir las “pérdidas no técnicas”: robo de energía

La resolución ministerial, además, instruye a la Epe a la continuidad de “acciones prioritarias”, como profundizar las acciones de su Plan de Gestión Comercial, continuar con la reducción en las Pérdidas No Técnicas (eufemismo por robo de energía) e incorporar la totalidad de las mediciones a Grandes Usuarios a su sistema de Telemedición en el transcurso del presente año.

También ordena diseñar planes de pago para la regularización de deudas contraídas (vencimiento de Liquidaciones de Servicio) entre el 1° de marzo y el 31 de diciembre de 2020, considerándolas a su valor histórico, para permitir mejorar los niveles actuales de morosidad.

Otra directiva para la EPE es que continúe con los planes de normalización de instalaciones en barrios populares previstos en el Programa EPE Social, “a fin de incorporar usuarios en los mismos dentro de los segmentos de Tarifa Social, y analizar y proponer un esquema de segmentación tarifaria que considere factores sociales y territoriales que resulte aplicable a partir de la próxima revisión del Valor Agregado de Distribución”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *